Saltar al contenido

Ejercicios con pistola de masaje

Por fin tienes tu pistola masajeadora y ahora toca ponerla en marcha. Lo normal es que el fabricante incluya un resumen con las características y especificaciones de cada dispositivo, funcionamiento, velocidades, batería, etc. Pero si quieres saber más sobre las  funciones de una pistola de masaje y ejercicios que puedes hacer con ella  toma nota.

OxaOxe ejercicios

Usos de la pistola de masaje: cabezales

 Todos los dispositivos de masaje a percusión suelen incluir distintos aplicadores o cabezales de masaje  que se utilizan según la zona o grupo de músculos a tratar. En la cabina de fisioterapia conocen bien cómo utilizar una pistola de masaje profesional, ya que viene siendo una práctica cada vez más habitual y efectiva. Si has comprado tu masajeador muscular para un uso personal en casa, echa un vistazo a la posibilidades que te ofrece cada cabezal.

cabezales masaje

Cabezal de forma redonda, de pelota o bola: es un aplicador dirigido a grupos grandes de músculos, como piernas, glúteos o abdomen. Ejerce un movimiento suave y uniforme, y su diseño hace que la fuerza sea propague y se disperse en el músculo. El cabezal redondo tiene menos impacto y ayuda a  relajar y descargar . Puedes utilizar este aplicador de diseño esférico para aliviar el dolor de zonas sobrecargadas y doloridas donde hay mucha masa muscular.cabezal forma redonda

Cabezal en forma de bala o dedo: una extensión perfecta para áreas con síndrome de dolor miofascial, puntos gatillo o trigger point. Los cabezales más pequeños sirven para hacer incidencia en puntos específicos con mucha tensión y contracturas.

Este aplicador sería muy buena opción  para tratar el síndrome del piramidal , en el que el músculo piriforme del gluteo puede provocar muchas molestias, dolores y entumecimiento.

cabezal forma bala

Cabezal en forma de U, horquilla o cuña: podemos utilizarlo en masajes destinados a la columna vertebral y la zona cervical. Asimismo, se usa para eliminar tensión en el área del tendón de Aquiles o alrededor del omoplato y en zonas donde hay hueso alrededor de los músculos.

Como hemos explicado en las características de las pistolas de masaje, este aplicador expande la presión de forma uniforme en dos puntos paralelos concretos. Por esto, es el cabezal  perfecto para la columna vertebral  (sin golpear la propia espina y aprovechando el hueco de la forma de U para ejercer un masaje a su alrededor), las cervicales o los hombros.

cabezal forma horquilla

Ejercicios específicos de una pistola de masaje

Entre los distintos usos que se le pueden dar a estos masajeados musculares, hay actividades concretas para mejorar zonas musculares o tratar patologías y dolores. Aquí te contamos algunos ejemplos:

  1.  Ejercicios para aumentar la flexibilidad . Si tu asignatura pendiente es la flexibilidad, aprovecha tu pistola de masaje para trabajarla. Por ejemplo, para darle mayor elasticidad a los músculos de la zona lumbar, comienza con sesiones cortas de 5 minutos en la zona isquiosudal y así mejorarás las articulaciones de toda la zona lumbar.
  2.  Ejercicios para acelerar la recuperación muscular . Los que quieren estar siempre listos para seguir entrenando y compitiendo saben que la recuperación es crucial. Con la pistola de masaje, aceleras el tiempo de recuperación entre entrenamientos, descargas tensión y te deja listo para volver a la carga.
  3.  Evitar lesiones . Otro uso del masajeador muscular sería ejercitar determinadas zonas y fortalecerlas para esquivar las lesiones más comunes dependiendo de tu campo de ejercicio. Por ejemplo, la zona del manguito de los rotadores en el caso de tenistas.
  4.  Rigidez en pacientes con problemas neurológicos . En las personas afectadas por enfermedades neurológicas como Parkinson o Alhzeimer, es común la manifestación de problemas de rigidez en los músculos. El masajeador muscular puede ser un gran aliado para fisioterapeutas que tratan estas patologías y ayuda a aliviar estas tensiones musculares así como los nudos.
  5.  Ejercicios para tratar adherencias en cicatrices  tras una intervención quirúrgica. Cada vez es más frecuente realizar masajes en cicatrices post-quirúrgicas con el fin de movilizar la costura y evitar posibles adherencias por el crecimiento de nuevo tejido. La pistola de masaje en manos de un profesional de la fisioterapia es perfecta para este fin.